lunes, 30 de enero de 2012

" Y yo me iré ... " Juan Ramón Jiménez.

Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando,
y se quedará mi huerto con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes el cielo será azul y plácido,
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron,
y el pueblo se hará nuevo cada año,
y en el rincón de aquel mi huerto florido y encalado,
mi espíritu errará, nostálgico.

Y yo me iré, y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.



Resumen

El autor se está despidiendo del mundo en el que vive, siendo realista y sabiendo que aunque él se vaya de aquí, la vida seguirá su transcurso de la misma manera y haciendo las mismas cosas que antes


Estructura


Este poema tiene una estructura encuadrada, ya que la idea principal aparece al principio y al final.
Podemos dividir el poema en tres partes:
- La primera parte va del verso 1 al 8 y nos habla de como seguirá transcurriendo la vida, en los lugares donde el poeta solía estar, una vez que éste haya muerto.
- La segunda parte va del verso 9 al 12 y nos comenta que su espíritu seguirá en su pueblo, junto a otros de personas queridas para él, que también morirán. Aunque nacerán otras que seguirán llenando el pueblo cada año.
- La tercera parte va del verso 13 al 16 y expresa que el poeta se irá de esta vida y que tras su muerte perderá todo lo preciado para él en este mundo.


Comentario crítico

Juan Ramón Jiménez habla en este poema de un tema que siempre ha preocupado a la sociedad, la muerte. Todas las personas sienten miedo o quizás respeto a ese momento en el que todos abandonaremos este mundo, sabiendo que aunque nosotros ya no estemos aquí, nuestras familias, amigos y el resto del mundo seguirán teniendo su vida y haciendo las mismas cosas sin poder hacer nada para evitarlo, ya que como se dice " nadie se muere por nadie y la vida sigue ". Evidentemente es muy doloroso la muerte de un familiar o de un ser querido, debido a que ya nunca volverás a ver a esa persona, ni compartirás alegrías, ni ilusiones con él, por lo que el término muerte está siempre alejado de las mentes de las personas. En mi opinión, el autor expresa la muerte de una forma sencilla y tranquila, ya que el asume desde muy temprano que la vida tiene que continuar porque no queda de otra e intenta hacérselo ver a sus lectores para que puedan asumirlo de la misma forma que él. Porque quizás sea cierto de que existe otra vida después de la muerte y de que aunque nuestro cuerpo fallezca para siempre, nuestras almas seguirán vivas tanto en la mente de nuestros seres queridos como en este mundo.

2 comentarios:

  1. Vivir es como morir
    poco a poco, cada día,
    y así pagamos a plazos
    lo que la muerte nos fía.

    ResponderEliminar
  2. El comentario me parece correcto. Sin embargo, quisiera señalar dos pequeñas incorreciones gramaticales: 1. “es muy doloroso la muerte...”; el adjetivo DOLOROSO debe concordar con el sujeto “muerte”, así, debiera escribirse “es muy DOLOROSA la muerte”. 2. “quizás sea cierto DE que existe otra vida...” y “y DE que aunque nuestro cuerpo...”; son dos casos de DEQUEISMO, incorrectos según la norma de la RAE, y debiera escribirse “quizás sea cierto QUE existe otra vida...” y “y QUE aunque nuestro cuerpo...”; es decir, en ambos casos no es adecuado el uso de la preposición DE.

    ResponderEliminar